ACTIVISTAS DEL ABORTO AFIRMAN: “HAY QUE MATARLOS SI QUEDAN VIVOS”

Una ley del aborto preventivo en Estados Unidos ha dado de que hablar ya que persiguen una posición radical con respecto al aborto y lo normal que esto puede ser entre la sociedad. Lo que ha causado molestia ha sido un mensaje que dieron a conocer los activistas.

Según las consignas de activistas de Planned Parenthiod “hay que matarlos” expresión que usan para poner en claro que hay que quitarle la vida a aquellos bebés que sobrevivan siendo estos no deseados, este acto solo se llevaría a cabo con la autorización de los padres y del médico.

Por su parte el senador republicano Ben Sasse que esto no se trata de política sino el verdadero apoyo a la vida, donde hay mejores soluciones para aquellos que no han pedido nacer pero de igual manera merecen la vida, “No se trata de republicanos o demócratas. Estamos más allá de eso. Todos en el Senado deberían poder decir inequívocamente que el pequeño bebé merece la vida.

Que ella tiene derechos y que matarla es un error “, declaró. Esta ley exige que: “cualquier profesional de la salud presente en el momento del nacimiento ejercite el mismo grado de habilidad profesional, cuidado y diligencia para preservar la vida y la salud del niño como un profesional de la salud razonablemente diligente y concienzudo. Se le entregaría a cualquier otro niño nacido vivo en la misma edad gestacional“.

Esto incluye un total respaldo al bebé donde pueda ser atendido con todos los cuidados necesarios incluyendo cualquier tipo de protección al momento de su nacimiento.

Se pronuncian en contra de activistas

“El gobernador Northam es un cobarde deshonrado y tiene una visión tan abismal de la dignidad humana que no pudo decir esta verdad básica: está mal dejar morir a los bebés que han nacido”, dijo Sasse sobre el gobernador de Virginia, Ralph Northam.

“Nos hemos movido más allá del sentido común cuando este cuerpo ya no puede condenar unánimemente el asesinato. Nos enfrentamos a una crisis moral cuando este cuerpo se niega a reconocer la repugnancia y el salvajismo del infanticidio. Este asalto a la dignidad humana no puede sostenerse“, dijo el senador de Iowa, Joni Ernst en apoyo a Sasse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *