APRUEBAN EL PAGO DE SEGURO SOCIAL A TRABAJADORAS DOMÉSTICAS EN MÉXICO

Las empleadas domésticas de México serán incluidas por sus empleadoras al seguro social, después que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, determinó que es inconstitucional que no cuenten con este beneficio y que no incluirlas es considerado un acto de discriminación.

La Segunda Sala de la Corte aprobó el proyecto del Ministro Alberto Pérez Dayán que determinando que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Los ministros consideraron que excluir este tipo de trabajo de la seguridad social afecta principalmente a la mujer, ya que, de acuerdo con el oficial Instituto de Geografía y Estadística (INEGI), nueve de cada 10 personas que se dedican a este oficio son mujeres. En México, 2.3 millones de personas, el equivalente a la población total del estado de Tabasco, se dedican a este oficio.

La falta de seguridad social, concluyó, impide que este sector pueda estar protegido ante alguna adversidad o generar un proyecto de vida en condiciones igualitarias.

Los magistrados otorgaron un amparo a una trabajadora doméstica que 80 años, que después de haber trabajado por 50 buscaba que sus patrones le otorgaran una indemnización, pago de sueldos caídos, prima vacaciones y horas extra trabajadas, entre otras, por sus años de servicio.

El director general del IMSS, Germán Martínez, aseguró que el instituto diseñará inmediatamente el programa piloto para realizar la inclusión de trabajadores del hogar al régimen de seguridad social.

De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) la mayor parte de la sociedad no considera al trabajo del hogar como una ocupación “real”, sino como parte de las actividades “normales” o “naturales” de las mujeres.

Esta situación contribuye a que tengan que enfrentar jornadas laborales de hasta 12 horas diarias, a pesar de que la ley contempla 8, sin ningún derecho, prestación, contrato, posibilidades de ahorro o garantía de pensión.

El régimen social propuesto debe tomar en cuenta las particularidades del trabajo doméstico, como lo es que en algunos casos tenga más de un patrón y que las relaciones laborales usualmente no están establecidas mediante un contrato de trabajo”, determinó la Corte.

Con Inforamción de Infobae