“PARA HACERTE UN FAVOR”

Es posible librarnos de toda especie de mal, porque hay poder en Jesucristo. Si nos sometemos al Todopoderoso Salvador, esa entrega nos librará de las garras del diablo. Ninguno de nosotros tiene que ser esclavo del pecado. Cristo ya compró nuestra salvación. Aceptémosla hoy mismo.

“VOLVER SERÍA CONTAMINARLA MÁS Y MÁS”

Quiera Dios que la vergüenza que usted siente lo lleve a arrepentirse de su conducta y a darse cuenta de que no puede vencer este problema por sí solo. Usted necesita ayuda divina y, gracias a Dios, si está dispuesto a pedirle perdón, Él lo perdonará por todo lo que ha hecho. Además, llenará ese vacío que hay en su vida. A pesar de todas las cosas que usted ha hecho, si acepta esa ayuda divina puede tener esperanza para el futuro.

DÍA INTERNACIONAL DE LA FAMILIA

Dios no ve solamente lo malo que hacemos; también ve lo bueno. De modo que con mayor razón debemos esforzarnos por seguir este consejo de San Pablo: “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.

VISIÓN PERDURABLE

No hay nada más perdurable, poderoso, fiel y comprensivo en la humanidad que el amor de Cristo. Es un amor que nunca falla, una sabiduría que nunca yerra. Tener un corazón entregado a Él es asegurarse la bendición de la vida eterna. Tomemos hoy la más grande decisión moral posible: Elijamos a Cristo como nuestro Salvador y nuestro Señor.