CHINA: VENDEN ÓRGANOS DE CRISTIANOS PERSEGUIDOS

órganos
Comparte esta Noticia con tus amigos

Cientos de personas que profesan otro tipo de religión ya sea cristiana, o que son parte de grupos  perseguidos por las autoridades de China, como la minoría musulmana Uighurs  y del grupo religiosos de Falun Gong; son capturados sin compasión para luego cortarlos  vivos y vender sus órganos, afirmó un abogado de derechos humanos Hamid Sabi.

El abogado Hamid Sabi, pidió esta semana ante la ONU, que investigue las fuertes sospechas ante China. El Tribunal de China, investiga los casos de  la sustracción de órganos en personas que son perseguidas;  dijo el martes en una reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que el gobierno chino estaba tomando corazones, riñones, pulmones y piel.

“La sustracción forzada de órganos a presos de conciencia, se han cometido durante años en toda China;  incluidas las minorías religiosas cristianas y del  Falun Gong y Uighurs.

El Falun Gong, una práctica religiosa basada en la meditación, los ejercicios físicos y la moral, lleva mucho tiempo prohibida en China. El gobierno chino prohibió a Falun Gong como culto en 1999 y encarceló a muchos practicantes.

Esto es una escala significativa, y eso continúa hoy. Esto involucra a cientos de miles de víctimas”, dijo el abogado del Tribunal de China Hamid Sabi.

Estos son  crímenes de lesa humanidad, dijo Sabi, y es equivalente al genocidio.

“ Cortar los corazones y otros órganos de personas vivas, inocentes, inofensivas y pacíficas constituye una de las peores atrocidades masivas de este siglo”, agregó. “El trasplante de órganos para salvar vidas es un triunfo científico y social. Pero matar al donante es algo criminal que no debe ser permitido”.

Según Sabi ,en un informe  de evidencias presentado el pasado mes de Junio un “número considerable” de víctimas fueron “asesinadas por orden de gobierno Chino”; fueron  “cortados sus órganos  mientras estaban vivas para que sus riñones, hígados, corazones, pulmones, córnea y piel fueran removidos y convertidos en productos para la venta “.

Las partes del cuerpo se usaron con fines médicos, según el informe, citando tiempos de espera extremadamente bajos para trasplantes de órganos en hospitales chinos como evidencia de la práctica.

Sabi concluyó diciendo que “es  deber” de los organismos internacionales como la ONU investigar las conclusiones del tribunal “no solo con respecto al posible cargo de genocidio, sino también con respecto a los crímenes de lesa humanidad.

Para el años 2006, los medios occidentales comenzaron a informar que el gobierno chino estaba sacando  los órganos de los prisioneros del grupo  Falun Gong.

El año pasado, China admitió que tomaría regularmente los órganos de los prisioneros en el corredor de la muerte y los usaría en trasplantes. Sin embargo, en 2015, China afirmó que había puesto fin a la práctica de tomar órganos de prisioneros ejecutados y dijo que dependería en cambio de voluntarios, según la agencia de noticias Reuters .

Grupos de derechos humanos creen  que hasta un millón de uigures y otros chinos musulmanes han sido detenidos en China sin juicio en campos de reeducación, donde están sujetos a tortura, trabajo forzado y lavado de cerebro político.

El subsecretario de Estado John Sullivan habló en la Asamblea General de la ONU y pidió  una investigación sobre los presuntos abusos de los derechos humanos en la provincia de Xinjiang, hogar de la mayoría de la población uigur del país.

La ONU debe buscar el acceso inmediato sin obstáculos y sin supervisión a Xinjiang para el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, dijo Sullivan. “Las Naciones Unidas, incluidos sus estados miembros, tienen la responsabilidad de defender los derechos humanos de las personas en todas partes, incluidos los musulmanes y cristianos en Xinjiang”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.