CÓMO SER UN SERVIDOR CON PROPÓSITO

Comparte esta Noticia con tus amigos

Ser un servidor dentro del cuerpo de Cristo es una gran responsabilidad, no solamente implica el sonreír cuando entra una visita a la iglesia, sino también saber portar un espíritu de servicio. 

“Y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mateo 20:27-28)

Si Dios demanda claramente en su palabra que existe más dicha en servir que ser servido, significa que es necesario hacer cualquier sacrificio por el prójimo ya que el Creador lo recompensará.

Ser un líder implica ser un servidor. Muchas personas no entienden el nivel de compromiso que debe tener un representante de cualquier iglesia, ya que a la “cabeza” generalmente se le demandará más el día que Cristo venga.

Ser ejemplo

La primera aptitud que debe tener un servidor es el temor a Dios; un verdadero creyente se define por esta característica. Antes de ser líder debemos ser creyentes ejemplares.

Un verdadero líder busca la Gloria de su amo, antes que su propia Gloria. Por lo tanto, deberá hacer todo para honrar a Dios.

Otra de las características que debe tener un servidor es la humildad; todo lo debemos hacer con amor y de buena voluntad, sin jactancias.

Y para culminar, el último aspecto que es prescindible para ser un servidor ejemplar es la benignidad, esa es la principal marca que cualquier cristiano debe tener.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.