¿CONVIENE QUE LOS CRISTIANOS VEAN PELÍCULAS DE TERROR?

película de terror
Comparte esta Noticia con tus amigos

En los últimos años las películas  de terror han tenido un gran auge entre el público general de todo el mundo, en especial entre adolescentes y jóvenes adultos cristianos  y  no creyentes.

Cintas de terror  como Anabelle 2, Amityville: el despertar, Insidious: la última llave, Leatherface y las nuevas versiones y secuelas de Chucky, Saw (Juegos Macabros), Jeeepers Creepers y La Cosa, han atraído una nueva ola de amantes a este tipo de tendencias, incluyendo hasta el mismo pueblo  que dice ser “temeroso de Dios” Pero ¿Qué consecuencias  hay detrás de esto? ¿Acaso es pecado ver este tipo de cintas? ¿Se abren portones al enemigo  en  el campo espiritual al  ver este tipo de cintas?

Por ejemplo la película “La cosa” (The It) es la película del director Andy Muschietti que hoy rompe récords de taquilla en todo el mundo. Esta cinta, basada en el libro del terror de Stephen King, logró recoger 123 millones de dólares en su primer fin de semana en los cines de Estados Unidos; esta cinta muy famosa logra recopilar un sinnúmero de asuntos que involucra la  muerte,  la tortura psicológica,  presencias malignas, y tormento en el campo espiritual.  te pregunto: ¿Habrá algo edificante en este tipo de cintas para nosotros los creyentes?

Según expertos y consejeros en temas   espirituales de la iglesia,  Cuando tu ves este tipo de cintas, si hay terrenos peligrosos que uno pisa al involucrarse viéndolas y  muchas veces inofensivamente dejamos abiertas esas puertas para que los demonios o el mismo satanás tomen posesión y control de nuestra casa espiritual.

¿Qué puertas espirituales se pueden abrir al ver una película de terror?

El mundo de maldad es tan real como el de bondad y a través de este tipo de películas puede venir una contaminación espiritual que quita la paz, trae desasosiego y es una de las formas en las que Satanás opera; Desde el traernos el  miedo, la violencia, el temor. También tenemos la posesión,  obsesión y opresión, pero en este caso en específico lo hace por medio de la opresión satánica , o el tormento. 

Ver este tipo de cine altera muchas cosas dentro de la persona. ¡Sino haz la prueba! .Muchas de ellas dicen estar bien pero sus sueños han comenzado a alterarse, la realidad espiritual de Dios se comienza a distorsionar, ya que todo lo que ve y escucha se queda en su mente. Esto puede producir pesadillas, terrores, paranoias, entre otras consecuencias.

¿Los creyentes se ven afectados con este tipo de películas?

Por supuesto que sí, aunque lo niegues. Al ver estas películas lo que se contamina es la mente porque este contenido se queda allí, sea la persona creyente o no creyente. Para empezar, un cristiano no debería ver esto pues quien lo hace deja expuesta su mente a todo ese tipo de maldad.

¿A través de una película de terror se puede llegar a quedar poseído por un demonio?

Sí le da la oportunidad a Satanás de invadir su mente y forma de pensar. Una vez allí, el diablo tendrá la potestad de traer pensamientos nada provechosos a la mente de la persona, que luego pueden llevar a actuar de una forma incorrecta.

En un cristiano, que por la teología sabemos que no puede ser poseído, este tipo de pensamientos se pueden convertir en una piedra de tropiezo para su vida y la de los demás. Tras ver este tipo de contenidos, la mente se llena de engaños, terrores, miedos, desconfianzas y todo tipo de pensamientos negativos. No podría decir que estas películas pueden llevar a una posesión pero sí afectan y dañan la mente de quien las vió.

Existen  cristianos que les gusta ver este tipo de  películas de terror;  pero se supone que deberíamos de aprender a tener la mente de Cristo y lo primero que tenemos que guardar es nuestra manera de pensar de la forma como lo enseña la escritura en 1 Corintios 2:14-16 “Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. Porque ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR, PARA QUE LE INSTRUYA? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

Dios nos manda a tener la mente de Cristo en todo tiempo. Cuando una persona ve las cosas incorrectas obviamente su mente no va a estar sana.

Cuando vemos este tipo de cintas de terror, se nos apodera el miedo, el temor. El temor no es algo natural ni procede del Señor; por el contrario, es un espíritu satánico que ha azotado al ser humano desde el principio de los tiempos causándole depresión, angustia, preocupación, enfermedad y muerte. Si no sabemos apartarlo, llevaremos vidas miserables.

El miedo penetró en la raza humana después de que Adán y Eva pecaron: “Oí tu voz en el huerto y tuve miedo” (Gn 3:10). 

Un buen consejo para ellos es que lleguen a Cristo para limpiar su mente y librarse de pesadillas. Para que los terrores, inseguridades y temores no sean parte de su vida porque eso es lo que traen este tipo de películas. Invitemos al no creyente que le gustan estas cintas a que conozca de Cristo para que tenga una mente como la de él y a los Cristianos a renunciar a este tipo de puertas abiertas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.