¿CUÁL FUE EL FINAL DE JUDAS ISCARIOTES? SACERDOTE CATÓLICO ASEGURA QUE NO SE SUICIDO

La traición es uno de los vicios más comunes de nuestro tiempo, y una de las más emblemáticas es la de Judas Iscariote, a su maestro, Jesucristo. Todas las personas por lo general creen que Judas Iscariote se suicidó después de la traición a Jesús. Sin embargo, un sacerdote católico asegura que en la biblia hay otra versión sobre el final del apóstol, y que no es precisamente el suicidio.

El sacerdote Samuel Bonilla, hizo referencia sobre el final de Judas Iscariote, la cual asegura es poco conocida a pesar de estar en la Biblia. En este sentido, apunto que siempre se cree que murió ahorcado. No obstante, precisa que las escrituras dan otra versión sobre la muerte de Judas.

Agrego que Mateos 27:5, se precisa “Judas tiró las monedas en el santuario, después se retiró y fue y se ahorcó”. El sacerdote asegura que esa es la primera versión bíblica sobre la muerte de Judas Iscariote.

Sin embargo, detalla que hay una segunda versión en el libro de Hechos de los apóstoles. El padre asegura que en Hecho 1: 18-19 se puede leer: “con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron. Y fue notorio a todos los habitantes de Jerusalén, de tal manera que aquel campo se llama en su propia lengua, Acéldama, que quiere decir, Campo de sangre”.

Bonilla, precisa que en la Biblia no hay registro donde se explique si Judas se arrepintió después de su acción. Pero, hace referencia a dos posibles destinos del alma del apóstol.

Misericordia de Dios es Grande

Y de ellas especifica que Dios revelo que si los hombres supieran del destino de Judas abusarían de su misericordia. Y la otra versión es la repuesta que dio un santo católico a una mujer que perdió a su hijo.

“El santo, cuando esta viejecita le pregunta sobre su hijo, sobre cómo podía rezar por él, responde: ‘Entre él y el río hay un espacio, y ese espacio es el de la Misericordia de Dios’”, contó el Padre Samuel.

Bonilla refiere que la persona que se suicida en los últimos momentos se da cuenta que pierde su vida. Es entonces cuando se da cuenta del valor de la vida, y probablemente en ese momento se arrepiente.

El padre católico asegura que siempre hay oportunidad, aunque sea en el último momento de la vida, para arrepentirse. Y preciso que la misericordia de Dios es Infinita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *