EL BREVE VIAJE DE LA VIDA

“Nuestros días sobre la tierra cual sombra que no dura”, (1 Crónicas 29:15)

Aquel que “vive para siempre” se ha puesto a la cabeza de una banda de peregrinos que murmuran: “Hasta cuándo, oh Jehová”, (Salmos 89:46)

¿Cuánto tiempo tendré que soportar esta enfermedad?

¿Cuánto tiempo tendré que soportar a mi cónyuge?

¿Cuánto tiempo tendré que soportar este salario?

¿De verdad quieres que Dios te responda?, Él podría, como ya sabes. Podría responder en términos del aquí y ahora con incrementos de tiempo que conocemos. “Dos años más con la enfermedad” “El resto de tu vida en el matrimonio” “Diez años más para las cuentas”.

Pero muy rara vez hace eso. Usualmente opta por medir el aquí y el ahora contra el allí y entonces.

Y cuando comparas esta vida con la otra vida, esta vida no es larga.

El amor y la paciencia de Dios siempre serán dos cualidades más importantes, ya que, son cosas que el dinero no puede comprar.

La tolerancia y el respeto también se deben tener, ya que, sin esa dos cualidades no podremos hacer nada nunca.

El Señor nos manda a guardar nuestros corazones, debemos almacenar las cosas buenas de la vida, porque mientras estemos aquí, hay que disfrutar los buenos y malos momentos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *