EL FALLECIDO EX PRESIDENTE BUSH RECONOCIÓ QUE LA FE ES IMPORTANTE PARA CUALQUIERA QUE LIDERE UN PAIS

“La fe es crucial para cualquiera que lidere el país” fue lo que aseguró en 1992 en una entrevista con Pat Robertson de CBN, el fallecido ex presidente número 41 de los Estados Unidos, George HW Bush, pese a ser uno de los pocos mandatarios que no le gustaba hablar sobre su fe.

En la entrevista el ahora desaparecido dignatario estadounidense afirmo “No creo que un ateo pueda ser presidente de los Estados Unidos. Cualquiera que no tuviera algo más grande que él mismo, y la fe es la respuesta”.

En ese momento el ex dignatario dijo al entrevistador que estaba de acuerdo de la necesidad que hacer oraciones en la oficina Oval, y le relato sobre sus oraciones regulares en las comidas y antes de acostarse.

Asimismo, Bush detallo que entendía a Lincoln cuando aseguro que no podía manejar el trabajo, excepto sobre sus rodillas.

Según un artículo de CBN News Bush habló de volcarse a la oración, especialmente en 1990, antes de ordenar el inicio de la Operación Desert Shield en respuesta a la invasión de Kuwait por Irak. Esa operación requirió un aumento dramático en las tropas estadounidenses enviadas al Golfo Pérsico.

En 2007, habló sobre su espiritualidad durante una ceremonia de dedicación para la Biblioteca Billy Graham en Charlotte, Carolina del Norte.

“Siempre he visto mi fe como un asunto personal, un asunto intensamente personal y así es como estoy conectado. Sin embargo, no hay nada tímido sobre mi relación con Jesucristo y, gracias a Billy, he llegado a entender esta importante relación de manera más profunda y significativa”, aseguro el ex mandatario según CBN News.

El ataúd de Bush descansará en la rotonda del Capitolio durante todo el martes para que el público presente sus respetos. Bush murió el viernes en Houston a los 94 años.

El miércoles a las 11 de la mañana, el presidente Trump y la primera dama asistirán a un funeral de estado solo por invitación para Bush en la Catedral Nacional.

Para este jueves está previsto que el  ataúd regrese  a Houston para un servicio en la Iglesia Episcopal de St. Martin, seguido de una ceremonia privada y el entierro en la biblioteca presidencial de Bush en el campus de la Universidad de Texas A&M en College Station.

Será enterrado junto a su esposa Barbara, quien murió en abril, y su hija Robin Bush, quien murió de leucemia en 1953 a los 3 años.