Iglesia Mundo Nuevo Politica

GOBERNADOR CRISTIANO DE UNA COMUNIDAD EN TANZANIA EMPRENDE MEDIDAS CONTRA HOMOSEXUALES

Un gran revuelo causó la decisión del gobernador cristiano de Dar es Salaam, en Tanzania, porque emprendió una campaña contra la homosexualidad e instó a sus funcionarios a denunciarlos y arrestarlos, tras asegurar que sus medidas enojaban a otros países, pero que prefería enojar a esos países que enojar a Dios.

Paul Makonda, es el polémico gobernador, de uno de los lugares más poblados de Tanzania, en comparecencia de prensa detalló, que tenía información sobre la presencia de numerosos homosexuales, en su localidad, según reportaron medios de comunicación locales.

Por lo que solicitó a los ciudadanos que proporcionaran sus nombres para proceder a detenerlos, porque aseguro que estas personas de la comunidad LGBT, se vanagloriaban de sus actos a través de las redes sociales. Y prometió que su administración procedería a restarlos, una vez obtenido sus ubicaciones, afirmó el gobernador que es miembro del partido oficialista, el Chama cha Mapinduzi (CCM), cercano al presidente John Magufuli.

Asimismo, el gobernador de fe cristiana fue enfático en asegurar que sabía que cundo denuncia la homosexualidad, habían países que mostraban enojo con su actuar, pero recalcó que prefería que esos países se enojaran antes que se enojara Dios con él.

Por otro lado, de acuerdo a medios locales, la autoridad detallo que considera que la homosexualidad destruye los valores morales de los tanzanos y de las dos religiones que hay en la zona, la cristiana y la musulmana.

Después del anuncio de las medidas de Paul Makonda, las autoridades correspondientes efectuaron la detención de diez hombres, en la zona turística de la isla tanzana de Zanzíbar, porque presuntamente eran homosexuales.

Organismos de defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), aseguraron que los sospechosos fueron detenidos en una comisaría policial de la localidad de Chakwal, sin que se hayan formulados cargos contra ellos.

También, la organización pro derechos humanos,  asegura haber comprobado que los diez varones fueron detenidos por supuestamente celebrar una boda gay, lo que considera un “ataque terrible al pueblo tanzano por sencillamente ejercer sus derechos humanos”.

El Gobierno tanzano, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, se distanció de los comentarios del gobernador, Makonda,  al decir que sus acciones eran parte de sus opiniones personales.

Las relaciones entre homosexuales solo están permitidas en 21 países de África Subsahariana, entre ellos Sudáfrica, Ruanda o Costa de Marfil, ya sea porque se haya despenalizado o porque haya una situación de ilegalidad.

La homosexualidad es un crimen en Tanzania, castigado con una pena mínima de 30 años y que puede ir hasta la cadena perpetua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *