INSÓLITO: CRISTIANOS SON MULTADOS POR ORAR EN KAZAJSTÁN

Para los cristianos la oración es una forma de adorar a Dios, porque por  medio de ella se puede alabar y honrarlo. Pero, parece que no en todos lugares están convencidos del significado de la adoración para los creyentes. Un hecho insólito se registró en Taraz, Kazajstán, donde autoridades multaron a tres cristianos por realizar oraciones sin permiso del gobierno.

El recién pasado 10 y 17 de febrero, oficiales antiterroristas, en compañía de autoridades policiales, allanaron dos iglesias bautistas. En ese momento se efectuaba servicios de adoración. Por lo tanto, a tres creyentes le impusieron multas pecuniarias que equivalen entre uno a dos meses de salarios promedios.

Según medios de comunicaciones internacionales, también multaron a otras dos personas. Y los que estaban presentes en la iglesia les advirtieron que si seguían en prácticas públicas de  su fe, serían castigados con penas mayores.

Este es uno de los últimos casos de persecución religiosa, en la antigua república soviética, según los medios locales. Asimismo, es otro caso de la persecución en contra del cristianismo, en un país, donde la mayoría son musulmanes.

Multas son casos de persecución

Sin embargo, los miembros de las iglesias en las casas del Consejo de Iglesias Bautistas, se niegan a pagar las multas. Las penas son impuestas a las personas que practican la religión sin permiso de las autoridades locales.

Balgabek Myrzayev, jefe interino del comité de armonía social, que vigila la práctica religiosa, fue consultado por los medios internacionales. Y manifestó desconocimiento de las multas impuestas a los creyentes.

Agrego que las leyes no prohíben la oración. Pero, si castigaban a las personas que practican su creencia religiosa sin el consentimiento del gobierno. Asimismo, preciso que las leyes prohíben las organizaciones religiosas sin registrarse.

La organización Puertas Abiertas, en su informe del 2019, ubica a Kazajstán, en la posición número 34. En la lista de vigilancia mundial de los 50 principales países donde representa un peligro, profesar la fe cristiana.

Ese mismo organismo en su sitio digital precisa que el gobierno de ese país mantiene control de la sociedad a través de vigilancias, redadas y detenciones. Y que los cristianos están en vigilancia permanente. Además, que el islam se utiliza como excusa para las prohibiciones de libertades, lo que es empeoramiento para las condiciones de la minoría cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *