¡INSÓLITO! EL EVEREST ES EL BASURERO MÁS ALTO DEL MUNDO

Cada vez son más los montañeros que pagan cientos de dólares a las empresas de Trekking para que los lleven al pico más alto del mundo y que se encuentra a 8.848 metros sobre el nivel de mar. Los desechos sólidos en la cima del monte van desde excrementos hasta botellas de oxígeno.

“Es muy desagradable ver toneladas de basura en la montaña”, dice Pemba Dorje Sherpa, que ha subido 18 veces a la cumbre.

Desde el calentamiento global hasta la visita de 600 personas a la cima de la montaña en lo que va de año, empeora la situación de este recurso natural.

Sin embargo, el gobierno de Nepal obligó hace cinco años a que todas las expediciones pagaran un depósito de 4.000 dólares antes de subir, que les son devueltos si bajan de la montaña con un mínimo de ocho kilos de basura por persona. Si los montañistas no bajan con esa cantidad son multados con 100 dólares por kilo.

Esta situación se agrava aún más debido a que algunos miembros de seguridad que están en la montaña, aceptan sobornos de los montañistas.

 Las agencias que operan en el Everest emplean a más guías para ocuparse de los clientes y su equipamiento, lo que aumenta la superpoblación en la ruta. Toda esta contaminación está afectando también a las reservas de agua abajo en el valle, donde se asientan las aldeas de la población local.

En junio China logró retirar 2,3 toneladas de heces humanas en el monte Everest.