“LA HOMOSEXUALIDAD ES UN PECADO” ES EL MENSAJE DEL CARTEL QUE COLOCÓ UN PASTOR EN UNA IGLESIA EN CALIFORNIA Y POR EL CUAL FUE OBLIGADO A RENUNCIAR

Comparte esta Noticia con tus amigos

Las reacciones violentas,  en contra de una iglesia,  al norte de California, en Estados Unidos, porque su pastor colocó un cartel con un mensaje donde aseguraba que “la homosexualidad sigue siendo un pecado”, provocó que renunciara a su cargo a petición de sus miembros quienes atemorizados por la reacción de los comunitarios, amenazaron con irse, sino renunciaba el guía espiritual.

Justin Hoke, es el pastor de la iglesia Presbiteriana de la Biblia Trinity en Weed, California, a principios del mes de enero coloco un letrero donde hacía alusión a la celebridad trangénero Caitlyn; “Bruce Jenner sigue siendo un hombre. La homosexualidad sigue siendo pecado. La cultura puede cambiar. La Biblia no lo hace”, era el mensaje del cartel.

El guía espiritual anuncio a través de sus cuentas personales en las redes sociales que renunciaba a su cargo, después de las protestas y el vandalismo del que fue víctima las instalaciones del templo, en repuesta al cartel que colocó en las afueras de la iglesia.

El mensaje provocó protestas entre los miembros de la comunidad. Varios manifestantes se reunieron fuera de la iglesia para el primer “Rally de amor de Shastina”, que condenó el cártel y elogió a la comunidad LGBT.

Además, el cartel que fue colocado en las afueras  de la iglesia y el mensaje fueron destrozados la semana pasada. Sin embargo, los organizadores del mitin aseguran que no conocen a nadie involucrado en el vandalismo y condenaron el acto.

Por tal razón, el guía espiritual a través de las redes sociales informó que dejaba de ser el pastor de la Iglesia Presbiteriana de la Biblia Trinity. Asimismo, aseguro que un anciano le informó que ya no podía seguir su ejemplo como pastor de la iglesia, y que todos los miembros iban a irse de la iglesia sino renunciaba.

Hoke más tarde le dijo a The Daily Wire que no fue despedido, pero decidió irse para salvar a la iglesia de la fractura.

Por ahora, dice que está ansioso por predicar el Evangelio de nuevo.

En una entrevista con The Siskiyou Daily News, Hoke dijo que su intención con el cartel era expresar su pensamiento de que la Biblia no cambia a pesar de que la cultura puede hacerlo.

Asimismo, le dijo a Daily Wire que se inspiró para crear el letrero después de leer acerca de un cliente en una tienda que “tuvo un ataque porque un empleado lo había referido accidentalmente con el género masculino [pronombre]”, según un artículo publicado por CP.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.