¿LA IGLESIA CON MENTALIDAD DE PLEBEYO PUEDE ADMINISTRAR LA GRACIA DE DIOS?

Una persona que tiene mentalidad de plebeyo es (pueblo populacho de baja categoría), en este caso comparemos el plebeyo con una persona  que se siente inútil porque no lo pasan a predicar a la plataforma, o no esta sirviendo en ningún departamento de su congregación. Esa es  una mentalidad de plebeyo,  si pensamos de esta forma  no podemos administrar correctamente los asuntos del Reino de Dios. Solo los reyes conocen los principios de dicho gobierno. Un plebeyo carece de una buena administración, por lo tanto,  posee una subcultura que no lo califica para ser miembro de la familia real, por eso no tienen libre acceso al palacio y tampoco a la administración de los decretos del rey de reyes.

Observemos lo que dice 1 pedro 4:10 Cada uno según el don que ha recibido, ministren a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. El versículo anterior nos confirma una vez más que fuimos asignados para ser administradores  de la “gracia”, uno de los significados de esta palabra es “amor”, leamos lo que dice 1 de juan 4:8. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Esto nos demuestra que la gracia y el amor es uno solo (Dios), viendo este ejemplo debemos analizar lo siguiente: ¿Puede  la iglesia administrar correctamente el amor o la gracia de Dios? Tenemos la responsabilidad de ofrecer  una buena mayordomía a la sociedad, para lograr execrar de nuestro entorno la destrucción de la familia y así lograr la preservación de las generaciones futuras, las cuales deben estar fundamentadas el buen manejo de la gracia  sin dar lugar al libertinaje para evitar ser malos mayordomos.

Si nuestros descendientes continúan la manifestación de la cultura del reino de una forma almática, como mucho de nosotros lo hemos hecho; entonces en los próximos tiempos seguiremos teniendo una iglesia emocional no apta para resolver los designios del Espíritu en la tierra, por eso debemos enseñarles los códigos que revela el Espíritu  a nuestro espíritu y no los que el alma quiere manifestar a las generaciones de relevo. De esta manera tendremos generaciones con una buena salud y administración espiritual.

Yenderson Páez- Colaborador oficial de https://noticiascristianas.com/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.