LA PALABRA FAVORITA DE DIOS

“Y Jesús le dijo: Venid en pos de mí”, (Mateo 4:19) 

Dios es un Dios que invita. Invitó a María a concebir a su Hijo, a los discípulos a ser pescadores de hombres, a la mujer adúltera a comenzar de nuevo y a Tomás a tocar sus heridas.

Dios es el Rey que prepara el palacio, pone la mesa e invita a sus súbditos a acercarse.

Su palabra favorita parece ser: “Venid”

“Venid, hablemos de estas cosas. Si tus pecados fuesen como escarlata, pueden ser tan blancos como la nieve”. 

“A todos los sedientos, venid y tomad”

“Venid a mí todos los que estéis trabajados y cargados, que yo os haré descansar”

Dios es un Dios que invita. Dios es un Dios que llama. 

Dios siempre ha estado a las puertas llamándonos, somos nosotros los que no atendemos a su llamado, porque simplemente estamos enfocados en otras cosas.

Pero, cuando Dios llama, es necesario que estemos atentos, con nuestros corazones dispuestos a escucharlo, aceptarlo, amarlo y obedecerlo.

Un verdadero hijo de Dios no es aquel que es negligente con las cosas de su Padre, sino mas bien, es aquel que siempre está ahí para entender las exigencias del Creador.

¡Es momento de que prestemos atención al llamado de Dios!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.