LAS DIFICULTADES DE UN CRISTIANO

A menudo, las personas piensan que los cristianos viven una vida perfecta, pero, esto no todo el tiempo es así, ya que, un hijo de Dios se enfrenta a múltiples adversidades en su vida cotidiana. 

Un cristiano debe luchar contra su “propio yo”, ya que, a veces, el enemigo está dentro de nosotros. Debemos cuidarnos de los malos pensamientos que manan de nuestro corazón.

También, un cristiano se enfrenta a los dardos de fuego del maligno, que son cosas externas que intentan dominar la vida de un siervo de Dios.

Además, el cristiano debe luchar contra las tentaciones, ya que, las debilidades siempre se encuentran latentes en la vida de un hijo de Dios.

El propósito del enemigo siempre será debilitar a los hijos de Dios, puesto que generalmente las respuestas del Señor se encuentran en la medida en que estemos más conectados con nuestro Creador.

Los deseos de la carne

Una de las cosas con las cuales el cristiano siempre se debilita es por causa de los deseos de la carne, ya que, nuestra condición de seres humanos, muchas veces, nos debilita y busca destruir nuestras almas.

Los deseos de los ojos, pueden minar nuestro corazón, ya que, la vista es la ventana del alma, por lo tanto, todo lo que entre por ahí, puede llegar al interior de nuestro corazón.

Es importante que sepamos que estando en oración constante podemos dejar atrás todas estas cosas e iniciar una vida consagrada a Dios.

Los cristianos siempre van a ser probados en todo, pero, es importante que sepamos que siempre contamos con el respaldo de Dios. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.