LLEVAR EL MENSAJE DE DIOS Y JESÚS FUE LO QUE MOTIVÓ AL MISIONERO ASESINADO A FLECHAZOS EN UNA ISLA RESTRINGIDA

Tras la muerte a flechazos del misionero estadounidense por miembros de una tribu indígena que habitan en una isla prohibida, muchos son los reportajes que especulan y han puesto en duda su verdadera misión. Sin embargo, una nueva explicación surgió en estos días y reportajes periodísticos detallan que John Allen Chau decidió ir hasta la isla North Sentinel, en la Bahía de Bengala, India, porque tenía la convicción que la única forma de llevar el mensaje de Dios y Jesús era ir hasta los lugares donde nunca habían escuchado hablar del mensaje evangelizador, porque era creyente que esto era un precedente que anunciaba que el fin estaba cerca y que Jesucristo vendría por segunda vez a la tierra.

Los nuevos reportes indican que la obsesión religiosa del misionero de 26 años lo empujaron a visitar la isla han sabido de los peligros que suponía llegar al lugar y más porque nadie había llevado “la palabra de Dios”.

Asimismo, otro de los nuevos hallazgos de las investigaciones periodísticas es que el misionero de Kansas City y asesinado el pasado 17 de noviembre, era miembro del grupo  All Nations Family y que siempre tuvo la idea de intentar provocar el Apocalipsis para la segunda llegada de Jesús.

Esta narración bíblica se cree que precede inmediatamente al Apocalipsis, que es un evento religioso en el que Jesús llevará a todos sus seguidores al cielo. En dicho momento, se supone que Cristo dejaría atrás a todos aquellos que no lo han aceptado como salvador.

El misionero como miembro de All Nations Family creía en la segunda venida de Jesucristo al final de la era en que regresará a la Tierra de manera personal y visible para consumar su reino. También, son de la opinión que se debe predicar el evangelio como testimonio en todas las naciones, y entonces llegaría el fin.

Chau envió una carta a su familia el día anterior a morir en la cual hacía mención a los  principios de la iglesia a la que pertenecía.

La iglesia All Nations Family adhiere al Pacto de Lausanne en el cual también se explicita la llegada de Cristo al final de los tiempos.  “Creemos que Jesús regresará personal y visiblemente, en poder y gloria, para consumar su salvación y su juicio. Esta promesa de su venida es un estímulo adicional para nuestro evangelismo, porque recordamos sus palabras de que el evangelio debe predicarse primero a todas las naciones”.

Inspirado por estos mandatos, Chau se internó en la isla más peligrosa de India y la primera vez que lo hizo recibió un flechazo que impactó contra su Biblia, salvándole la vida. Pero,  la segunda incursión al lugar para ver a los sentineleses no resultó tan afortunado.

En su última carta a su familia, el joven misionero norteamericano había expresado su deseo de seguir viviendo: “Dios, no quiero morir”, escribió Chau, sabiendo que su aventura podría costarle la vida.

El misionero quiso conquistar a los isleños ofreciéndoles peces y pequeños regalos. En lugar de recibirlo como un invitado, las flechas atravesaron su cuerpo, matándolo de inmediato. Los nativos enterraron su cuerpo, que ahora pretende ser recuperado por las autoridades indias.

Con Información de Infobae