LOS BENEFICIOS DE LOS ABRAZOS

Abrazar a alguien es visto muchas veces como algo común, sin embargo, a la luz de la ciencia, esto es muy importante ya que ofrece múltiples beneficios para la salud.

Un abrazo cálido ayuda a combatir el estrés psicológico, el tener contacto con otra persona, establece una cercanía interpersonal, reduciendo de esta manera los niveles de ansiedad, angustia y previene las enfermedades.

“Todavía tenemos preguntas sobre cuándo, cómo y para quién son más útiles los abrazos”, dice el líder de la investigación, Murphy.

Abrazar a nuestros familiares puede ser la acción más beneficiosa de todas. Generalmente, la cercanía hace sentir a las personas apoyadas en una determinada dificultad.

“Las conductas táctiles interpersonales, como los abrazos, pueden amortiguar factores estresantes como el conflicto porque aumentan las percepciones de la disponibilidad de apoyo social al transmitir de manera tangible la atención y la empatía sin comunicar nada negativo”, escriben los autores del estudio.

Además, los abrazos fortalecen el sistema inmunológico, reduce el riesgo de padecer demencia y rejuvenece el cuerpo.