“LOS EXCESOS EN PREDICACIONES SOBRE PROSPERIDAD NO ESTÁN BIEN”

La predicadora Joyce Meyer reconoció que lo que había estado predicando durante años no iba acorde al evangelio de Jesús. Afirmó que constantemente Dios prueba la fe del creyente y que no necesariamente se es exitoso cuando se tiene riquezas materiales.

“En el movimiento palabra y fe, en los años 60 y 70, había mucha enseñanza sobre prosperidad (…) yo agradezco a Dios por eso. Dios tocó mi vida en aquella época de una forma poderosa porque yo sabía que fui salvada por la gracia, pero yo no sabía nada sobre usar mi fe para otra cosa que la salvación. La fe es algo que Dios le da que usted necesita usar y liberar en su vida. Es una fuerza poderosa, pero no es sólo automática. Usted pone su confianza en Dios. Usted pone su fe en él”,  dice Meyer.

Asegura que en algún momento, sus predicaciones sobre la prosperidad se excedieron ya que ella alegaba que cuando sucedían diferentes situaciones difíciles en la vida de las personas, como una enfermedad o la muerte de un hijo, era porque esos creyentes no tenían fe.

De acuerdo con su declaración, también se identifica con lo que vivió Benny Hinn, quien admitió haber “ido demasiado lejos” con sus predicaciones de la prosperidad, pues ambos han llegado a la conclusión de que este tipo de enseñanzas no están en la Biblia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *