“MI VIDA ES UN TESTIMONIO DEL PODER DE LA ORACIÓN”

Un cardiólogo testificó sobre el poder de Dios, al asegurar que fue sanado de cáncer, gracias a las oraciones constantes que le hizo al Creador.

David Bush, testificó sobre el apoyo que recibió de sus hermanos en Cristo de la Iglesia Bautista Rose Hill en Kentucky, Estados Unidos, al hacer vigilias durante dos meses para su sanación.

Sus colegas le habían dado pocas esperanzas de vida pero Bush siempre mantuvo la fe. David fue diagnosticado con cáncer de pulmón que se había extendido por siete puntos claves de su cerebro y por su columna.

Bush fue ingresado al hospital al sentirse grave, sin embargo, tras su recuperación milagrosa, logró testificar en la iglesia donde asiste.

Agradecimiento

Los médicos le dijeron a la familia de Bush en reiteradas oportunidades que no lograría sobrevivir, “pero muchas personas oraron por mí. Mi vida es un testimonio del poder de la oración y de Dios”, afirmó el cardiólogo.

Bush agregó que tras los exámenes, parte del tumor había desaparecido de su columna y su cerebro. Además, reflexionó y dijo que “es importante darse cuenta de que tenemos un tiempo limitado en la Tierra para difundir el Evangelio y ser de bendición.”

Los síntomas del cáncer de pulmón incluyen: Una tos que no desaparece y empeora con el tiempo, dolor constante en el pecho, tos con expectoración con sangre, falta de aire, silbidos al respirar o ronquera, fatiga y pérdida de peso.

Este milagro de Dios demuestra que la fe puede mover montañas y si confiamos en nuestro Padre podemos alcanzar lo que nos propongamos.

Con información de http://AcontecerCristiano.Net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *