MUJER OBSESIONADA CON CIRUGÍAS ES COMO UNA CARICATURA

Mujer caricatura
Comparte esta Noticia con tus amigos
Se sometió a 15 cirugías para ser una chica de ficción

Pixie Fox es una modelo sueca que viene impactando año con año a miles de usuarios de Instagram con su figura. Es una mujer que se obsesionó tanto con los dibujos animados, que decidió operarse por más de 15 veces, para lucir la silueta de los más sensuales personajes en caricaturas. Al parecer no ha estado nada satisfecha con lo que Dios le dió y su vida ha sido siempre ha ido rumbo al visturí.

La Mujer caricatura ¿Logró su objetivo?:

La sexy mujer siempre quiso tener una cintura de dibujito animado y para conseguirlo tuvo que gastar $ 120,000 dólares en 15 cirugías que se realizó en los EE.UU, según consigna el medio inglés Daily Mail.

Todo el dinero que trabajando se  ganó,  lo utilizó  en operaciones para lograr  retirarse seis costillas. Ahora luce una cintura de tan sólo 35 cm y puede decir que al menos tiene la silueta de sus personajes favoritos: Jessica Rabbit, la Bella Durmiente y Holli Would de Cool World y la Sirenita.

La mujer asegura que no todo su cuerpo es fruto de su paso por el quirófano. Ella cuenta que también se ejercita un máximo de cinco horas al día para reducir aún más su cintura, y así lo muestra en Instagram.

“Esos personajes de dibujos animados representan la idealización del cuerpo femenino. Quiero tener la diminuta cintura, el trasero, pechos grandes, ojos grandes y una cara muy bonita. Sacarme las costillas fue solo un paso más en la para lograr ese ideal”.

“La gente suele venir y decirme que me parezco a un dibujo animado. Para mí eso es un cumplido, es lo que quiero conseguir”, así suele presumirse en  Instagram.

¿Qué dice la Biblia acerca de las cirugías plásticas o de transformación?

Los procedimientos cosméticos que se realizan con más frecuencia en el mundo  incluyen: aumento/elevación del busto, liposucción, (la extracción de grasa del cuerpo), estiramiento facial, levantamiento de los párpados, glúteos y otras partes del cuerpo, tratamiento de várices en las piernas, inyecciones de botox o grasa, y remodelación de nariz y rostro. Aproximadamente dos millones de personas se sujetan a esta clase de procedimientos quirúrgicos cada año, invirtiendo mucho dinero y sacrificando tiempo y comodidad.

La biblia es clara; cuando la motivación de una persona para someterse a cirugía es la vanidad, esa persona se ha convertido en su propio ídolo. La Biblia nos advierte que no seamos vanidosos o engreídos (Filipenses 2:3-4) y que no atraigamos la atención sobre nosotros mismos por nuestra apariencia física (1 Timoteo 2:9).

Lo más importante que debe hacerse antes de tomar la decisión de someterse a una cirugía plástica, es consultar a Dios acerca
 de este asunto. La Biblia nos dice que a Dios le interesa cada problema y preocupación que tenemos, así que debemos 
llevarle a Él nuestros problemas (1 Pedro 5:7).
 A través de la sabiduría y guía del Espíritu Santo y la Palabra de Dios, tendremos la habilidad para tomar decisiones 
que le agradarán y lo honrarán. “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada” 
(Proverbios 31:30)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.