OBLIGAN A MUJER A CASARSE CON SU PRIMO PARA PRESERVAR COSTUMBRE MUSULMANAS

Una mujer del Reino Unido, de ascendencia pakistaní, la obligaron a casarse con su primo, para conservar costumbres musulmanas. La mujer nació en Escocia, pero desde niña, sus familiares ligados a las costumbres musulmanas, acordaron su matrimonio con su primo. El objetivo era separarla de la cultura occidental.

Nyla Khan, de 30 años, narró a medios internacionales que su familia la llevó a Pakistán, para que se casara con su primo. Sin embargo, la mujer precisa que ese momento se convirtió en la obstrucción de sus derechos como ciudadana británica.

Agrego que siempre supo que debía casarse con su primo. Y esa decisión de su familia le causaba mucha molestia.

El matrimonio entre primos es permitido en el Reino Unido al igual que lo es en la ley islámica. No obstante, la mujer considera que es moralmente malo la decisión de sus familiares.

La mujer fue educada de forma estricta por su familia musulmana. Asegura que demandaba tener libertad de expresión, usar otros tipos de vestimenta, pero sus parientes la tildaban de estar fuera de control.

Aceptada por familia

“Mis padres estaban muy paranoicos acerca de que yo me volviera occidental. Pensaban que me protegían”, fue el relato de la mujer a la prensa internacional.

A los 17 años, la mujer la llevaron a Pakistán. Y cuando despertó, estaba con toda su familia en una misma habitación. Y le iniciaron a decir que peco por lo que debía casarse con su primo. Lo cual era la única forma para arreglar la vergüenza que llevó a la familia.

La mujer relato que le suplicaron que se casara con su primo. Por lo que término aceptando el matrimonio pactado.

Después de cinco semanas de la boda, la familia regresó a Escocia. Pero, la mujer no estaba dispuesta a someterse al matrimonio forzado, por lo que meses después, se escapo a casa de una amiga.

La mujer se alejó durante un año de la familia, quienes no la vieron con buenos ojos ni en la comunidad. Asimismo, en la comunidad comenzaron a insultarla   verbalmente.

Sin embargo, narró por el rechazo de la comunidad musulmana en Escocia, sus padres la recibieron. La mujer asegura que su familia decidió anteponer el amor ante la religión.

La mujer decidió divorciarse y estudio en la Universidad Robert Gordon en Aberdeen. Pero, ahora vive en Edimburgo de donde logró salir adelante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.