PASTOR Y CREYENTES SE LAS INGENIAN PARA COMPARTIR EL EVANGELIO EN COREA DEL NORTE DONDE EL CRISTIANISMO ES UN DELITO

La fe de un pastor evangélico y dos creyentes los llevó a crear diversas estrategias para compartir el cristianismo en Corea del Norte. Por muy increíble que le parezca, en este país, el cristianismo es ilegal y cualquiera de sus manifestaciones, puede significar cárcel o hasta ejecución. Pero, esto no es impedimento para un pastor y dos creyentes que desarrollan formas creativas para llevar el evangelio a los demás.

En Corea del Norte, poseer una Biblia, asistir a servicios religiosos o formar una iglesia puede traer la muerte. Por tal razón, este país es considerado uno de los más peligrosos del mundo en cuestiones de persecución religiosa. Por ello, muchas personas mantienen en secreto su fe.

El pastor es identificado como Peter Jung, contó la forma en que se especializo en compartir el Cristianismo en Corea del Norte. Para ella, explico que comparte con un grupo al que provee un refugio, comida y dinero, antes de enseñarles acerca del cristianismo. Esto para los norcoreanos que visitan la frontera China.

Asimismo, relato que antes que regresen a sus casas, les pide memoricen versos de la Biblia o que se lleven una con ellos para que la compartan con sus amigos y familiares. Además, narro que los misioneros crearon una atmósfera religioso para compartir mensajes cristianos.

Otros creyentes

La esposa del pastor, Lee Han Byol, refugiada en Corea del Sur, relato que siempre recuerda a su padre orar. Cada vez que su madre escapaba a China en busca de provisiones en los años 90.

Lee dijo que ella no sabía acerca del cristianismo en ese momento, pues su padre mantenía su fe en secreto para proteger a su familia.

La organización Puertas Abiertas, estima que 300 mil cristianos norcoreanos mantienen su fe en secreto. Esto debido al temor de la persecución del régimen comunista del país.

El Departamento de Estado de Estados Unidos,  precisa que 120 mil cristianos están en prisión, junto a presos políticos y otros en los campos de concentración donde se enfrentan a terribles torturas.

Los cristianos que escapan del régimen, hacen un llamado a la comunidad internacional para apoyar a las víctimas del comunismo. Ayudar a frenar la violación a los derechos humanos, para tener la libertad de orar y adorar a Dios y compartir sin ningún temor el evangelio.

“La Biblia manda a compartir el Evangelio con cada nación. Por lo tanto, Corea del Norte debe escuchar las Buenas Nuevas sin excepción y alcanzar a su pueblo” son parte de la demanda de los cristianos norcoreanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.