PASTORES CRISTIANOS EN BULGARIA FIRMAN UNA DECLARACIÓN CONTRA LEY QUE ATENTA CONTRA LA LIBERTAD RELIGIOSA

En los últimos días del recién pasado mes de noviembre, miles de pastores cristianos aprovecharon una concentración masiva, para firmar un documento dirigido al Parlamento de Bulgaria, donde se manifestaban en contra de una propuesta de ley que atenta con la libertad religiosa en ese país.

El portal protestante digital, indica que el documento contenía trece páginas, y concentra la postura oficial de las iglesias evangélicas, donde argumentan de forma legal su inconformidad con la propuesta incluidas en la ley de religión que pretenden aprobar en dicho país.

Asimismo, los creyentes organizaron una jornada de oración y ayuno. Por lo que la Alianza Evangélica Búlgara hace un llamado a los cristianos del país y del extranjero a seguir orando, para que no se apruebe esa ley.

La mayoría de los líderes evangélicos búlgaros mantienen la solicitud de la oración internacional, para que haya libertad del evangelio en Bulgaria, y para que el poder de Dios ilumine la mente y el corazón de los políticos y no den paso a la ley.

Informaciones precisan que la ley podría ser sometida a votación  en las próximas semanas. Sin embargo, el proyecto de ley no se está discutiendo en el Parlamento.

Diferentes organizaciones internacionales, como la Alianza Evangélica Mundial (WEA) y la Alianza Bautista Mundial, han exigido al Parlamento búlgaro que detenga la propuesta de ley que “legaliza las interferencias del Estado en los asuntos de las comunidades religiosas, lo que invariablemente se da a expensas de la libertad religiosa”.

El presidente de la Alianza Evangélica Búlgara, Rumen Bordijev, ha enviado una carta alarmando de las graves consecuencias que la ley podría tener para todos los evangélicos en el país. “Los testimonios de fe de nuestros hermanos y hermanas que sufrieron antes que nosotros todavía permanecen fuertes en la memoria”.

Manifestaciones donde se aglomeran más de tres mil personas, se han efectuado en los últimos días en Sofía, capital de Bulgaria, con el objetivo de mostrar su inconformidad con el proyecto de ley y abogar por la libertad religiosa en ese país.

Los creyentes en caminatas han llegado hasta las oficinas del primer ministro búlgaro, donde hacen jornadas de oraciones, con el objetivo que el poder de Dios haga su obra sobre las autoridades y no den el sí a la ley.