PROSTITUÍA A SU HIJA PARA PAGAR SUS CIRUGÍAS COSMÉTICAS

Una chica de tan solo 17 años de edad fue obligada durante años a ser stripper y detener relaciones con un hombre de por lo menos 50 años para poder pagar las cirugías estéticas de la madre, Georgina “N” confeso que en realidad decidió obligarla ya que era adicta a los retoques y procedimientos de belleza.

Sin importar lo que costara en realidad a esta mujer no le importaba el bienestar de su hija sino poder complacer sus caprichos aunque Kayla (N) tuviera que prostituirse, la misión era que estuviera con hombres mayores que ella para que alguno pudiera ser su  “sugar daddy” y tener un patrocinante seguro para sus retoques.

Actualmente Georgina reconocer estar arrepentida y que se siente como basura de haberle tronchado la juventud a su pequeña y que todas las cirugías que se había hecho en realidad eran tonterías y que su apariencia era ridícula. El mal ejemplo de Georgina inducia a la pequeña a querer operarse los senos desde los 11 años de edad lo que en realidad se convirtió en un hecho al igual que los inyectarse los labios.

 “Hay mucha presión para las jóvenes con Instagram y las selfies, si no estás feliz contigo y tienes el dinero lo harás”, dijo la mujer y admitió que encontraba las cirugías “bastante adictivas”; también reveló que todavía no está feliz con su propia apariencia y que las redes sociales tienen mucha influencia y con las principales fuentes para que las personas se crean poca cosa con lo que tienen o lo  que son.  Kayla dijo que le ha dado la espalda a las cirugías y que está ansiosa por tener un aspecto más natural; pero su madre, piensa que los labios de gran tamaño serían “bastante bonitos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.