¿QUÉ PIENSAS DE LOS CHISMES DENTRO DE LA IGLESIA?

Comparte esta Noticia con tus amigos

Una de las cosas que más afectan a las congregaciones es el chisme, ya que, muchos cristianos en lugar de estar al pendiente de su vida espiritual, se dedican a criticar a otros creyentes, incluso, en presencia del pastor.

Lamentablemente, estas personas con su actitud lo que hacen es dañar una congregación. Crean cizañas, contiendas y peleas entre hermanos para destruir.

“Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan”, (Efesios 4:29) 

Debemos saber que el chisme también es considerado un pecado, ya que, Dios condena fuertemente estas prácticas. Los chismes generan múltiples conversaciones que no edifican, las cuales se van propagando con rapidez en una congregación.

“En lugar de asesinar con palabras, deberíamos regalar vida”

Cuando tú no sabes quién propició el chisme es fundamental que se arme una mesa de reunión en donde se planteen las razones por las cuales existe un determinado comentario mal sano, que puede llegar a romper relaciones, amistades y ministerios. 

Una de las estrategias del enemigo siempre ha sido el crear contiendas dentro de la iglesia con el objetivo de que los miembros se vayan y esa obra se destruya. Pero, existen estrategias que se pueden plantear para evitar que esto suceda.

Lo primero que se debe hacer constantemente es explicarle a las personas las consecuencias de los chismes, lo segundo, es dejar en claro las sanciones en las que incurrirán algunos por actuar de esa manera y lo tercero, ayunar y orar mucho para que estos comentarios no se sigan propagando. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.