Iglesia enseñanzas

“SUFRO PORQUE NO HAY UN TÉRMINO FELIZ”

Si conoce la historia de Sara y Abraham en la Biblia, recordará que a Sara, en su esfuerzo por tener un hijo, el manipular a Abraham no le produjo más que angustia. ¡Cuántos problemas se habría evitado si hubiera esperado con paciencia el momento oportuno de Dios! No cometa usted el mismo error que cometió Sara.

¿JESÚS O BARRABÁS?

El poeta argentino, Francisco Luis Bernárdez, nos lleva a la conocida escena del juicio de Jesucristo. Barrabás roba los bienes por malicia, para su provecho y su propio bien, mientras que Jesús roba la voluntad por bondad, para nuestro bien y para que tengamos paz. No es que Jesús nos robe la voluntad en el sentido de quitarnos el libre albedrío con que nos creó, sino todo lo contrario. Él nos roba la voluntad en el sentido de darnos la opción de permitir que, en nuestra vida, se haga su voluntad divina en lugar de la nuestra.

MILAGRO: 40 NIÑOS RESULTAN ILESOS AL PASO DE UN TORNADO QUE DESTRUYÓ UNA IGLESIA

Milagrosamente unos 40 niños que entonaban “Jesús me ama”, resultaron ilesos, tras el paso de un tornado que arrasó con todo el  techo de la iglesia donde se encontraban. Los niños del preescolar y diez personas de una iglesia en Paducah, en el Estado de Kentucky, Estados Unidos, son protagonista de la historia. La infraestructura de la iglesia fue destruida, únicamente resultó sin daño la habitación donde se encontraban los niños y maestros de ellos.     

EL GALLO DE LA PASIÓN

Pedro a causa de su arrepentimiento sincero Jesucristo lo restituyó, preguntándole tres veces si de veras lo amaba. Con eso Cristo le dio a entender que ya lo había perdonado por las tres negaciones. Y con eso Pedro pudo experimentar en carne propia la veracidad de la bienaventuranza de Cristo que dice: “Dichosos los que lloran, porque serán consolados”.