UN ROCKERO EN RESCATE

Rockero
Comparte esta Noticia con tus amigos

Hoy queremos compartirte la historia del Rockero Alice Cooper  .  Un hombre que ha sido conocido como el arquitecto del shock-rock, Cooper (tanto en la banda original de Alice Cooper como en solitario), Su nombre es sinónimo de escándalo y provocación. Para muchos, también de satanismo. Sus espectáculos están llenos de drama, terror y años atrás, envuelto en polémicas por dar show hasta con  una especie  de sacrificios.

Se considera un hombre que odia a los siete pecados capitales ( lujuria, ira, soberbia, envidia, avaricia, pereza,gula) y aún las cosas aún peores como la necrofilia («perdí la virginidad en un ataúd», aseguró en una polémica entrevista) parecían darles la razón. Pero como él mismo señaló en su biografía, estaban equivocados. «Todo el planeta pensaba que yo era satánico, excepto mis padres».

Historia

Mi padre era pastor, mi abuelo era evangelista. Crecí en la iglesia, fui tan lejos como pude de ella, después casi murió y luego regresé a la iglesia”. A pesar de que luchó contra el alcoholismo antes de abrazar la religión,  el cantante afirma que no tiene problemas para reconciliar su personalidad musical con sus creencias religiosas.

“No hay nada en el cristianismo que diga que no puedo ser una estrella de rock. La gente tiene una visión muy retorcida del cristianismo. Piensan que todo es muy preciso y nunca nos equivocamos. Que rezamos todo el día y somos de derecha. No tiene nada que ver con eso”.

Su imágen  de Rockero satánico

Durante uno de los primeros conciertos de Alice Cooper, allá para los años de 1969; alguien tiró una gallina al escenario sin que nadie se diese cuenta. El cantante la recogió y la devolvió al público, que la descuartizó en cuestión de segundos. La prensa recogió el suceso como un sacrificio ritual rockero que nada tuvo que ver con el artista, pero su mánager, el astuto Shep Gordon, le recomendó aprovechar la publicidad y acertó. En cuestión de días Alice Cooper era una estrella mediática, el terror de los padres de América. O lo que es lo mismo, el ídolo de la juventud.  Al pasar los años su imagen se viralizó y llegó a ser el rey del Rock.

Gracias a la combinación de talento y una cabeza bien amueblada, Alice Cooper sigue hoy en activo y en plena forma. Pero en los años ochenta todo estuvo a punto de echarse a perder por el alcohol. Fue en ese momento cuando, según él mismo asegura, el cristianismo se convirtió en su tabla de salvación.

El Cristianismo lo ha liberado

He superado la adicción gracias a los médicos y a mis creencias», aseguró tras la rehabilitación, en una entrevista donde dejó una frase para la posteridad: «Que seas cristiano no significa que vayas a ser bueno, significa que tienes un camino más difícil por delante. Beber cerveza es fácil. Ensuciar la habitación del hotel es fácil. Pero ser cristiano es una decisión difícil. Esa es la rebelión de verdad»

A pesar de estar rehabilitado y de continuar incursionando en el ámbito secular con su música, hay algo que aún no se ha apagado en el fondo de su corazón y es “La semilla de Cristo con su luz” La biblia dice  Hechos 16:31  “Cree tu y tu casa será salva”. Dios a su tiempo sabrá obrar para que él muy pronto rinda conciertos y cultos al “Rey de Gloria”.  Lo importante es que en este episodio de su vida, el artista reconoce que solo Jesús pudo salvarle y libertarle de donde estaba sumergido. Mientras tanto sigue siendo un Rockero en rescate.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.