VILLA EPECUÉN: EL PUEBLO DONDE VIVE UNA SOLA PERSONA

Comparte esta Noticia con tus amigos

Villa Epecuén es un pueblo fantasma donde vive una sola persona. El señor Pablo Novak de 89 años, es el único habitante de esta localidad que antes era una zona turística pero, a raíz de la crecida del lago, el cual consumió todo el pueblo en 1985. Este antiguo atractivo natural está ubicado suroeste de Argentina.

Tras ocurrir esta desgracia, todos abandonaron el pueblo, pero, el señor Pablo Novak se quedó. De vez en cuando, cientos de periodistas y escritores visitan el lugar para saber cómo es la vida de este anciano, quien hasta la fecha, vive en Villa Epecuén con su mascota, un perro que lo acompaña a todos lados.

Novak claramente ha expresado que a raíz de la crecida del lago, toda la belleza histórica del pueblo fue consumida por la sal del agua.

“Ahora tengo más comodidades que cuando era niño”, expresó Novak.

Detalles

Nació el 25 de febrero de 1930, y hoy sólo cuenta con una cocina a leña, no tiene luz y su casa está construida con ladrillos. También tiene un farol a gas que lo alumbra por las noches.

“Inauguré la Escuela en la Villa, cuando salíamos, con un amigo, íbamos a casa y mamá nos daba una lata y buscábamos huevos del gallinero, que vendíamos, cuando juntábamos para una entrada al circo, ya nos podíamos dar por satisfechos. Así fue mi niñez. No había mucho dinero, pero jamás nos faltó comida”, relató el anciano.

Antes de la tragedia, el gobierno de turno construyó un muro de casi cinco metros, con el objetivo de que el agua salada del lago no llegara al pueblo, sin embargo, para 1985, el lago se tragó al pueblo completo, dejando en ruinas todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.